mi niña hermosa…

Mi niña hermosa…
La muerte es una cosa rara, es de esas cosas que jamás piensa uno que le tocarán y cuando ve el dolor ajeno, parece tan lejano y hasta que el cuerpo desfallece porque el alma abandona al vivo, al que se queda, al que despide… hasta que la sangre para de fluir, uno entiende que la muerte es cosa de vivos.
No quiero decirte cuanto te extraño, cuanto te necesito y cuanto me sorprende no encontrarte en tu cuarto o escuchar tu voz en el teléfono. No quiero decirte lo que sentí cuando te ví morir, cuando toqué el filo de tu cama y supe en ese momento que te ibas. Ni siquiera quiero que sepas todo el arrepentimiento y la culpa que cargo por no haberte dicho que te quería a cada mañana… no te abrazé lo suficiente…No quiero decirte lo que aún tiene mi corazón en esa herida en el instante que recibí tus cenizas….. en una cajita, en una cajita estaba mi niña…
Lo que quiero decirte es que estoy muy orgullosa de tí, que te admiro porque disfrutaste tu vida, hiciste lo que quisiste, tu naciste para hacerme fuerte, tu muerte para mi es un amuleto, lo cargo conmigo todos los días, cuando me despierto, cuando duermo… cada vez que siento que mis fuerzas no me dan, o me siento incomprendida, o pienso que no existe solución a lo que pasa en mi vida… miro mi amuleto… miro tu muerte, y te pido con fervor que le digas a dios que me abra los ojos, que me deje respirar….
Dentro de mi amuleto están tus ojos, está tu cabello, tu voz, tus manos… tus lágrimas, tu sonrisa… tus ganas de vivir. Mi vida, como aprendí de tí. Gracias por haber llegado a mi vida, gracias por escogerme, ayudame a vivir,  tu que todo lo ves, que todo lo entiendes… que todo lo puedes comprender.
Te amo mi niña, después de tu muerte, la vida cobra sentido, porque tu me mostraste que la fragilidad es el camino para el amor.
Después de tu muerte, siento tu abrazo más fuerte, siento que me oyes, siento que estás detrás de mi sosteniendome… después de tu muerte te he visto solo una vez en un sueño… con mis nubes rosas que tanto me gustan, con hermosa música…. dándome una carta para mi bebé.
Eres el sentido de la vida, y no me lamento porque te fuíste… celebro porque estuvíste aquí. cerca de mí,  mi hermanita…
te amo lupita.

Deja un Comentario

Navegar