Hacer visible lo invisible: hablando del blog de metacultura.

NOKTA, Hablemos de cultura.
Columna para Periódico Tribuna del Yaqui, viernes 1 julio.

Antes de empezar, gracias a mi amiga @enid_gonzalez de Fusion
Accesorios por el collar para el concierto del Coro Schiller
20110702-091905.jpg
Estoy agotada… ¿usted no? Algo hay en el ambiente que no me deja dormir bien, como que ando medio desesperada y para colmo este bendito calor. La lluvia que no llega. La política con sus asuntos, Dr. House que anuncia fin de la serie y por si fuera poco no encuentro en ninguna sucursal discos duros externos de 1T a crédito.
No, no, no, esto está muy mal.
Mientras me topo con Moloko (excelente, se las recomiendo para días grises) en uno de mis bookmarks me encuentro con un blog que leo con los ojos medio abiertos porque también así como que hasta la euforia se me escapo un poco y comienzo a encontrar un poco de agua helada en un día de deshidratación:
“¿De qué sirve lo que usted hace?” Excelente título para captar la atención de una persona agobiada. Perdón, ¿me estoy viendo demasiado mártir verdad? Usted no se fije, siga leyendo, que pocas veces me permito compartirles mi desgane… es más, permítase sentirse mártir junto conmigo, démonos unas cuantas horas y luego nos convenceremos mutuamente de que la vida es bella, que hay que seguir adelante y todas esas cosas bonitas y motivantes que se le dicen a quién anda como uno.
Bueno, esperen, que se me olvida luego de lo que iba a hablar… ¡ah! Estaba yo leyendo este blog de Alberto Castillo, en twitter más conocido como @metacultura y empiezo a darme chance de recordar los principios de mis ánimos.
Al terminar de leer volteo al lado derecho del monitor y veo su bio, que dice: “… es necesario conectar al público con las manifestaciones culturales; el arte no es espontáneo, sino resultado de decisiones tomadas por la sociedad. En México hay actualmente un divorcio entre espectadores y autores; fenómeno que está provocando la extinción de los creadores y el resentimiento del público. En este espacio busco eliminar la sensación de que el arte y los artistas pertenecen a un mundo de iniciados.”
Y pienso: me gusta. Vuelvo a leer el blog. Y luego subo al contador de visitas y lleva como 5,700 al momento que escribí esto… ok, vuelvo, le doy click donde dice “ir a la portada” y mi cara empieza a cambiar, relajo la frente, sonrío y no encuentro con cuál de los posts antiguos iniciar a leer ¡todos se me antojan! Y digo: ¡“Gracias al cielo! ¡mi euforia ha vuelto! ¡mis ganas de leer cosas de cultura regresan!” y es que no hay nada más de flojera o depresivo que no salir de lo mismo.
Ahora siento lo “spicy”!!! y de Moloko le cambio a Lilly Allen, mientras voy leyendo, y así siente: colorfull, light, impredecible. Recomiendo en especial aquél que habla sobre “las pláticas evaluadores sobre personas ausentes”.
En fin, después de agradecerles a todos por acompañarme en mi lapsus melancólico-depresivo, término con la última parte del blog de Alberto, cuyo contexto no se los diré, lo tienen que leer ustedes mismos, les dejo el link http://blogs.eluniversal.com.mx/metacultura/ 
para que ahí lo lean, que les parece… va:
“Hacer visible lo invisible no es poca cosa. No puede ser poca cosa para ninguna sociedad que desee saber qué siente, qué piensa, hacia dónde va, qué enfermedades padece, dónde hay dolor y cómo puede remediarlo. Me imagino, quiero creer, que a ti en algún momento alguna obra de arte: pintura, escultura, literatura, teatro, música, etc, te ha permitido ver algo que antes te resultaba desapercibido. Si así es. ¿Cuál fue? ¿Cómo sucedió esa experiencia?.”
No dejen de leer el blog de Metacultura. Ya nos seguimos! Lindo fin de semana, un abrazo.
20110702-091106.jpg

Deja un Comentario

Navegar