A baby, a shower & a cake.

En la época victoriana el baby shower era una fiesta exclusiva para mujeres en la que se consideraba era la oportunidad ideal de compartir el conocimiento y dar y recibir consejos para la nueva mamá. Los consejos los daban aquellas ya mas experimentadas de la familia y grupo intimo de amistades.

Ese día yo pedí la tarde en mi trabajo sin remordimientos, (llegué a pensar que las actividades sociales no valían mis atesorados días de permisos) y disfrute como nunca el darme tiempo para ir a convivir socialmente, reír, platicar y darme cuenta que no atender las invitaciones que me han hecho en años pasados mis amigas para celebrar sus momentos especiales es algo que no se puede recuperar y que espero no sea muy tarde iniciar a atender a donde me invitan.

Anabel se veía hermosa, el vestido que se puso la hacía lucir aún más bonita y estoy segura que la bebé no dejaba de patear queriendo salir a ver lo bonita que estuvo su primer fiesta 🙂 felicidades amiga!

Baby shower @anabelai!

A post shared by Erika Tamaura (@erikatamaura) on

20140525-055520-21320792.jpg

20140525-055513-21313433.jpg

20140525-055514-21314455.jpg

20140525-055512-21312415.jpg

20140525-055522-21322198.jpg

20140525-055518-21318818.jpg

20140525-055519-21319886.jpg

20140525-055521-21321203.jpg

20140525-055515-21315502.jpg

20140525-055523-21323214.jpg

20140525-055517-21317889.jpg

20140525-055516-21316713.jpg

20140525-055835-21515071.jpg

20140525-055833-21513928.jpg

20140525-055836-21516120.jpg

omentario

  1. Mercedes Muñoz Responder

    Hermoso todo, Anabel radiante y las invitadas felices.Tienes razón Erika, muchas veces nos perdemos momentos irrepetibles por el trabajo y las actividades diarias, pero bien vale la pena escaparnos de vez en cuando y más aún por amigas tan lindas !+

Deja un Comentario

Navegar