Tips para no frustrarse en una función de danza contemporánea #UDPDXX4 

Nokta es una columna cultural semanal para Tribuna del Yaqui, Sección Acentos.  

Hoy inicia una de las actividades más trascendentes en Sonora respecto a la disciplina de la danza y al esfuerzo de formación de públicos para esta disciplina con 24 años de historia. 

Un Desierto para la Danza es un verdadero epicentro de la danza contemporánea en el Norte de México y hoy quisiera platicar con ustedes sobre lo que todo mundo pensamos y a veces no nos atrevemos a decir: 

“No supe de que se trató la pieza, no entendí, sólo ví que se estaban moviendo, unos ni se movían… eso es danza?” 

Es normal, por que tiene la palabra “contemporánea” pegada en el enunciado. Que no nos dé pena, reconozcámoslo, hay a quiénes nos cuesta trabajo entender o captar la danza contemporánea. 

Por ello es que a continuación, les platico algunos tips que a mí me funcionan cuando estoy a punto de frustrarme en mi asiento y veo que el tiempo del reloj corre lentamente durante el programa… es curioso, a veces no sabe uno qué es lo correcto, si dudar o aceptar. 

Tip#1: El cuerpo. 

El canal principal de expresión en la danza se basa en un ambiente de cuerpos. A veces, la mejor manera de disfrutar de la danza contemporánea es centrar nuestra atención en los movimientos del cuerpo y disfrutar la estética que se va conformando ahí en escena. 

Tip#2: Metodología. 

Los cuerpos se mueven a raíz de ciertos métodos de enseñanza física y artística, nunca es igual, es interesante que de preferencia podamos saber un poco más sobre qué es lo que nos ofrece la compañía en su conjunto, el director o el intérprete sobre la manera en como sucede la dramaturgia coreográfica y corporal en base a como el cuerpo narra la la propuesta desde los diferentes métodos de preparación del cuerpo. 

Tip#3: La lectura integrada. 

A veces, queremos entender de manera obvia lo que sucede en el escenario. Es importante que a veces nos demos la oportunidad de abrir la mente y solo dejarnos llevar por una experiencia meramente de percepción visual y sentir lo que sucede con nosotros cuando vemos lo que se logra en el escenario. 

Tip#4: El trance. 

A veces, se nos dificulta separar el ritmo del día y las preocupaciones que cargamos con nosotros y cuando nos sentamos a ver danza contemporánea estamos pensando en lo que vamos a cenar, o el pendiente que no resolvimos, los que hay que resolver, que si nos peleamos o nos reconciliamos… Sugiero que cuando vayan a una pieza de danza contemporánea, intenten dejar fuera del recinto donde la verán todo esto, más vale un ritual de desprendimiento y llenarse de lo que artista desea ofrecernos en ese momento, ya que el autor estructura su propuesta para nosotros, para quienes estamos debajo del escenario, en el aquí y el ahora.

Tip#5: Abrazar los significados. 

Hay que darnos la oportunidad de impregnarnos por lo que todos estos elementos nos brindan. Que los cuerpos le hablen a nuestro cuerpo. A veces, el mensaje es complejo, a veces es obvio, a veces solo necesitamos comulgar con el movimiento. Con los gestos. Con la energía que se produce al calor del tiempo y los silencios. 

Un Desierto para la Danza es siempre un goce, una cosa deliciosa, algo que es un regalo para los sentidos. 

La danza contemporánea es el aquí y el ahora. 

Consulten el programa completo en www.undesiertoparaladanza.gob.mx y busca los Hashtags #UDPDXX4 para estar al tanto de los tuits y cobertura del evento. 

Estaré tuiteando desde la inauguración esta noche en el Teatro. ¿Les late que nos vemos allá? Es una cita. Es a las siete de la tarde y es gratuito. 

Seré la mujer confundida y agotada en una de las butacas que al terminar la función resultará renovada con la energía de la obra. Sin miedo les digo, dense a ustedes mismos una oportunidad con la danza contemporánea. 

Detalles aquí en el blog al final la función. Besos. 

  
    
    
    
 

omentario

  1. ¡Muchas gracias por escribir esto Érika! Lo tomaré en cuenta para estos próximos nueve días de cobertura :).

Deja un Comentario

Navegar