Haz de la danza, un movimiento de justicia. 

Nokta es una columna semanal, se publica todos los viernes en Tribuna del Yaqui, Sección Acentos. Hoy, Inspirada en el Mensaje del día de la danza 2016 

¡Hoy es día de la danza! ¡Felicidades a todos los amantes de la danza en el mundo!

El Día Internacional de la Danza se celebra el 29 de abril desde que lo estableció en 1982 el Comité Internacional de la Danza del Instituto Internacional del Teatro (ITI). Cada año una figura consolidada del mundo de la danza comparte un mensaje que es leído en todo el mundo.

El objetivo de esta celebración y de ese mensaje es el de unir todas las danzas en este día, para celebrar y mostrar su universalidad. El Mensaje 2016 le ha sido encargado al coreógrafo y director de escena neozelandés-samoano LemiPonifasio y se ha escrito en forma de oración, la cual reza así:

Toca el cosmos

la fuente de la divinidad,

iluminando el rostro

de los ancestros

para que podamos ver

a nuestros niños.

Entretejida por encima,

al lado, debajo,

armoniza todo lo que hay

dentro de nuestra carne y de

nuestros huesos y de la memoria.

La Tierra gira,

los humanos emigran en masa,

las tortugas se reúnen

en silenciosa alerta,

el corazón está herido.

Haz de la danza

un movimiento de amor,

un movimiento de justicia,

la luz de la verdad”.

Indudablemente místico, el mensaje de la danza de este año invoca la energía que cualquier persona que haya estado cercana a la danza ha experimentado en alguna ocasión, así mismo, el mensaje hace un puente entre el pasado, el presente y el futuro, y continua señalando la dimensión física y espiritual que la danza configura en nosotros, así como su conexión con la tierra, lo que nos rodea y el instinto humano.

Toca un punto especial sobre la tristeza del corazón. Sobre todas aquellas cosas que amenazan la paz de la humanidad.

Termina el mensaje con la palabra amor, pidiendo que aquellos guardianes de la danza busquen usarla para el bien, para lograr cambios significativos a través de la honestidad, la coherencia y la justicia.

La danza nunca es solo danza.

Siempre hay un poder más allá de la forma y el espacio. Se trata de la energía que genera el calor, el pulso, la sangre, el oxígeno, la sal… ese poder que nos hace conectar con una atmósfera de mareas, puertos y faros en la inmensidad de la vida y las emociones, de la responsabilidad y obligación del guardián de la danza para evocar a través de su cuerpo la lectura del aquí y el ahora, de los latidos del corazón y del silencioso río de nuestra sangre abrazado de nuestra respiración.

La danza es un oráculo, una oración, una premonición, una leyenda… la danza lo es todo y a través de ella podemos modificar y transformar lo justo. Porque un bailarín puede tener miles de defectos, pero lo único que no puede hacer es mentir, es caer en la corrupción.

Si hay alguien allá afuera, algún guardián de la danza que haya caído en el lado oscuro de la desesperanza, que haya perdido la fe y haya decidido optar por la falsedad, que se levante y renazca. Que enfrente sus demonios y limpie sus alas de nuevo, por que el mundo ocupa danza honesta, poderosa, que pueda mostrar la luz de la verdad.

Mi respeto y amor a todos los seres humanos que han dedicado su vida a la danza, que se han consagrado a ella, sé, que la promesa llegará a quienes le son fieles y a través de ellos, todos conoceremos nuevas dimensiones y nuevas formas de conocer la verdad. Les mando un abrazo.

Bendita sea la danza.

Deja un Comentario

Navegar