Una oración a la virgen de Schoensttat en Querétaro.

Cuanto llevo conmigo
lo que soporto,
lo que hablo y lo que arriesgo,
lo que pienso y lo que amo,
los méritos que obtengo,
lo que voy guiando y conquistando,
lo que me hace sufrir,
y lo que me alegra;
cuanto soy y cuanto tengo,
te lo entrego como regalo de amor,
para la fuente de gracias,
que desde el Santuario brota cristalina,
para penetrar el alma de quienes a Schoenstatt han dado su corazón;
para conducir bondadosamente hasta allí,
a los que, por misericordia, quieras escoger;
y para que fructifiquen las obras
que consagramos, a la Santísima Trinidad.

-Oración a la Virgen de Schoensttat.

El Santuario de la Virgen de Schoensttat en Querétaro es un lugar impregnado de paz. Es un centro espiritual insertado en un hermoso ambiente natural, lleno de aromas y luces que ayudan a pensar en porque uno está ahí y para qué… y por quién o quiénes.

La capilla es tan pequeña, que hay otro lugar al aire libre donde se ofrece misa. Nosotros fuimos el domingo pasado, mi comadre Gris, madrina de mi hijo, oró por Erik ante la Virgen mientras yo agradecía mi aquí y ahora. Hicimos fila. Mientras esperábamos entrar el sol nos pegaba de frente. Nos dieron un pequeño papel con un lápiz para anotar tres cosas: la primera, un agradecimiento; la segunda, un ofrecimiento y la tercera, una petición.

En cuanto entramos a la capilla y nos pusimos de rodillas, dieron las 12 de mediodía, así que quienes se encargan de resguardar las visitas de quiénes estábamos ahí nos pidieron rezar la oración del Angelus todos juntos. Fue un momento muy significativo para mi comadre y para mí.

Al salir, uno se postra frente al altar de la virgen y deposita su papel con anotaciones en un jarrón en el piso. Al salir abracé a mi amiga y le agradecí por traernos aquí. Caminamos por el jardín y llevamos algunos recuerdos para la familia.

Agradecí lo afortunada que soy, ofrecí mi sincero esfuerzo por la humildad que muestra la verdadera fortaleza de una persona y pedí… pedí protección para mi hijo, salud para todos a los que amo y sabiduría para mí para lograr ver las indicaciones en el camino.

Madre, tres veces admirable. Ahí te encargo.

DSCN3014 DSCN3016 DSCN3017 DSCN3018 DSCN3019 DSCN3021 DSCN3022 DSCN3024 DSCN3025 DSCN3026 DSCN3027 DSCN3029 DSCN3033 DSCN3034 DSCN3035 DSCN3036 DSCN3038 DSCN3039 DSCN3040 DSCN3042

 

Deja un Comentario

Navegar