I guess we were afraid it will mean something if we did not.

It´s there a funny part?

-Big to Carry. Sex and The City, 2008. 

Una amiga mía, a quién quiero mucho, vió esta escena. La senté a ver la película y le dije: Sex and the City tiene muchas respuestas a nuestras preguntas, pero tienes que ver toda la serie, viendo la película te darán ganas de ver la serie. Es como si estuvieras platicando con amigas.

Le dije también: tienes que esperar el final de la película, estoy segura que verás las cosas diferente. Tu fe en el amor se renovará al final de la película.

Mi amiga terminó de ver la película muy enojada.

De alguna manera la escena no la convenció, me dijo que eso no era posible, que no estaba de acuerdo que Carrie hubiera hecho eso y que tampoco creía que eso fuera la solución. Y yo estaba con la lágrima a todo lo que daba con pucheros.

Me quedé pensando mucho en el porqué a ella no le había convencido algo que para mí, había sido el centro de muchas cosas que nos pasan a las mujeres. Tal vez, se negó a creer en el cuento de hadas porque cuando uno está herida, la fe se debilita. Pero cada vez que yo veo esta escena, recuerdo muchas cosas  necesarias de vez en cuando para reflexionar sobre el tema de las relaciones en pareja.

La escena es un clóset vacío, sin estrenar, que desde mi punto de vista evoca la desnudez tanto de mente como de corazón. Después de haber cancelado su boda con Mr. Big en un humillante plantón frente a la toda la sociedad de Nueva York, (en parte por los miles de issues que el tipo guarda en su historia), Carrie intenta hacer su vida sin él, analizando las faltas que también ella tuvo en la relación, a través de un proceso de autoterapia que a todas las fans de la serie, nos hizo regresar a la temporada 1 de la serie. Y sufrir de nuevo por amor.

Originalmente, Carrie & Big iban a hacer su vida juntos después de 10 años de pasar una relación muy complicada. Al final, Big acepta que después de probar en varias relaciones, Carrie es la mujer de su vida. Pero cuando les digo complicada, de verdad, es complicada. Cuando al fin de la última temporada todos descansamos por que al fin el tipo había agarrado la onda, la película abre con el tema de iniciar a vivir juntos, bajo el mismo techo. Por consejos de sus amigas, le recomiendan a Carrie que sea inteligente en lo que a finanzas se refiere. Cuando en una de las escenas deciden casarse para estar legalmente seguros ambos, ella inicia a envolverse en el torbellino de lo que debería de ser un matrimonio, según las pautas tradicionales. Entonces inician el caos. Al final de la película, ella dice una frase en voz en off: It wasn´t logic, it was love. 

Creo que cuando uno analiza que ambas partes de la relación son seres humanos y que ni uno ni otro tiene más peso que cargar encima por cuestiones de tradiciones y leyendas, empieza el verdadero conocimiento sobre como convivir y decidir tomar pautas, rumbos y elecciones en pareja, equilibrando la mente y el corazón. Sin embargo, hay un factor que por sobre todas las cosas de la serie, sobre todos los errores de ella y de él, sobre todos los miedos de ambos, prevaleció: el amor. Y eso, no se trata de lógica. El amor, no es lógico. y al final, experimentar eso, ya es una bella historia en la vida de alguien. Todos deberíamos vivir alguna vez en nuestra vida un romance tan intento, caótico, apasionado e irracional. Porque después de todo, de que se trata entonces… todos tenemos derecho a sentir este temblor interno que nos hace preguntarnos… pero porqué sigo aquí, si todas las señales me indican que esto es demasiado complicado?…

Los romances, se basan en eso, en pasión, en amor, en apego. Uno puede luchar razonablemente con todas sus fuerzas sobre ello. Pero al final, it isn´t about logic, it´s all about love. 

Y cómo me dijo una buena amiga también, las personas no cambian, pero el amor puede volverlas mejores. Pienso que cada quién debe vivir su propia aventura, su propia historia y configurar sus propias reglas, porque todos nos merecemos experimentar la felicidad. En todos los sentidos. Los romances puede ser dramáticos y a veces, no terminar en finales felices. Pero, para eso se nos ha dado la capacidad de elegir que camino queremos tomar y poder intentar más allá de miedos y errores, oportunidades que nos lleven a nuevas escenas y abrazos.

Pero tal vez, también la respuesta de porqué no le gustó el final a mi amiga pueda estar aquí, en este siguiente blog: http://www.clutchmagonline.com/2011/09/mr-big-syndrome-ruins-lives/

Who knows, maybe yes, maybe not. 

Buen sábado a todos.

Crédito de fotos: Vogue.

vogueus0608sjpcn0003zy7 sexandthecity4

El cuarto de Carrie antes de su proceso de renovación:

02 carrie-bradshaw-bedroom

 

Deja un Comentario

Navegar