Resilencia.

El amor no es la salvación. El amor es la condena. 

Dulce y/o apasionada si gustan… pero condena al fin y al cabo.

Existen muchos tipos de amor…

Pero hay uno al que es mejor no huirle. 

A ese, mejor, se le rinde uno.

Es verdad, uno no muere de amor….pero el veneno que inyecta te transforma la sangre, la piel y la forma de respirar. Y uno vive así: amando. 

Deja un Comentario

Navegar