LUTISUC: Algunos apuntes sobre la artesanía en Sonora

Revista Gente y Negocios, Sección de Arte y cultura mensual. Artículo publicado en Agosto de 2017.

“El desierto se mueve y tiene vida propia. Ha sido un factor determinante en el establecimiento de los límites de nuestra nacionalidad y ha influido decisivamente en la configuración de las identidades étnicas que han dado forma al complejo cultural del desierto”.

-Alejandro Aguilar

Tenía ya varias semanas que no podía dormir bien… ya saben: dinero, trabajo, amor… cosas que le rondan a uno en la cabeza siempre. Compré un spray de esos que venden los que recomiendan aromaterapia. Que lo echará en la almohada me dijeron. Seguí sin dormir bien. Para colmo el aroma me despertaba a mitad de la noche.

Hace poco visité Hermosillo para reunión estatal de consejeros del Programa de Desarrollo Cultural Municipal de Sonora. Al terminar la agenda del día, visité una tienda llamada ¨ Lutisuc ¨, organización dedicada a la promoción de la artesanía sonorense a la cual le tengo mucho cariño, principalmente a sus impulsoras, Inmaculada y Lupita, mujeres valientes y guardianas de valiosa información sobre el trabajo con las etnias del estado a través de esta asociación cultural. En alguna ocasión ayudé a las gestiones desde ITSON para la presentación en Cd. Obregón de su libro, de algunas mesas de exposición de piezas y de una exhibición de murales producto de talleres de pintura en sitú con niños indígenas.

La tienda, es una pequeño espacio ubicado en el segundo espacio de la Plaza Bicentenario, instalado al estilo boutique, ahí se pueden encontrar piezas hermosas realizadas por las manos de artesanas y artesanos de ocho pueblos étnicos de Sonora y lo que la hace diferente a otros espacios donde se puede acceder a artesanía regional, es que las piezas responden a un modelo de intervención de calidad y creatividad realizado por Lutisuc en dichas comunidades.

Desde la revaloración de los diseños propios hasta la urgencia de rescatar el uso fiel de los materiales para su fabricación, desde mi punto de vista, lo que ha logrado Lutisuc se relaciona con ofrecer una nueva mirada sobre la producción artesanal en Sonora desde una metodología y sistematización lo suficientemente cuidadosa para no interferir con la naturaleza y esencia de las piezas y sus procesos de elaboración.

Lutisuc nace en 1997 con el objetivo de preserver las culturas indígenas del Estado de Sonora. Impulsada por mujeres, a través de una asociación sin fines de lucro, promoviendo proyectos productivos que ayudaran a mejorar las difíciles condiciones de vida de estos pueblos. Mi recomendación es que cuando vayan a Lutisuc consigan el libro que contiene las experiencias de la asociación, y así acercarse un poco más a la cultura de las etnias de nuestro desierto.

¨El modelo de intervención Lutisuc ha basado su éxito en el partir de la realidad de las comunidades indígenas y de su población, con base en el análisis y el diagnostico de las problemáticas, desde y con los sujetos y en la búsqueda de alternativas y soluciones a dichas problemáticas y necesidades, siguiendo una línea de intervención propia, dicatada por el consenso organizacional y por la sensible observación de la realidad de las comunidades indígenas, promoviendo la revaloración y, en algunos casos, el rescate de la propia cultural, desde una perspectiva intercultural, mediante el diálogo respetuoso con la población que participa en sus programas, con enfoque de género y desde las propuestas que buscan la creación de una economía social y solidaria, en la lógica del comercio justo, construyendo de forma participative opciones de desarrollo económico y social para los pueblos indígenas con las que se ha trabajado durante 14 años.¨

-Libro: Bordando una identidad, 2011. Sistematización de la experiencia y del modelo de intervención con la población indígena del Estado de Sonora por Lutisuc I.A.P.

Curiosamente, en esta reciente visita, el pasado 30 de junio, justo al entrar por la puerta lo primero que ví fue un atrapasueños kikapú. Ahí estaba, era uno perfecto. Había visto otros, pero siempre tenían algo que no me seducían del todo y los dejaba pasar. Según dicen, un atrapasueños filtra los sueños de las personas, dejando pasar solo las visiones positivas, mientras que los sueños que no recordamos son los que bajan lentamente por las plumas y las pesadillas quedan atrapadas en la piedra colocada en la red de hilo, las cuales se queman con las primeros rayos de la luz del día para que no se cumplan. Lo tomé y lo compré. Puede que sea coincidencia, puede que sea sugestión, llámenme como quieran, pero desde que colgué la pieza cerca de mi cama, he podido dormir bien desde entonces.

Visita su página y conoce más sobre Lutisuc, da click aquí. 

Deja un Comentario

Navegar