World Press Photo: el guardián de las imágenes.

Refracción es una columna para Proyecto Puente y se publica todos los fines de semana.

En abril, la temporada de primavera en Ámsterdam ofrece uno de los atractivos principales en los jardines del Keukenhof con los tulipanes en flor cada año, pero existe otra primavera que sucede a la par, una mucho más penetrante y aguda: el concurso “World Press Photo”.

Cada vez que anuncian las obras nominadas tiemblo, porque estoy segura que voy a ver cosas impresionantes. Ese concurso se ha convertido en una ventana a las entrañas de la humanidad y la naturaleza y este año al igual que en ediciones pasadas, las fotografías nominadas siguen encendiendo nuestros sentidos, nuestra razón y nuestra capacidad de asombro.

En 1955 se estableció este concurso que en la actualidad se conoce como el más prestigiado de la fotografía y el cual es también uno de los programas itinerantes de exhibición más exitoso a nivel mundial. La World Press Photo ha sido una especie de guardián atemporal que tiene bajo su resguardo un tesoro de archivos de imágenes que han sido fiel reflejo de los diferentes momentos de la humanidad y su entorno, así como de los efectos que se han derivado de la evolución e impacto de los avances tecnológicos que han transformado al periodismo y la forma en cómo contamos las historias.

Las exposiciones que realizan con las obras seleccionadas que resultan de su convocatoria alcanzan una audiencia de cuatro millones de personas en 45 países.

Los valores que este movimiento proclama son: la precisión, la diversidad y la transparencia. El director de la organización es Lars Boering y sus fondos se apoyan de la Lotería Nacional Holandesa, del gigante Canon y de un sistema de amigos de su fundación cuya suscripción va desde los 75 a 175 euros al mes con diversos beneficios para los interesados en apoyar este gran movimiento.

Entre las categorías que el concurso propone se encuentran: “Temas contemporáneos” conimágenes únicas o historias que documenten problemas culturales, políticos o sociales que afecten a individuos o sociedades; “Ambiente” conimágenes únicas o historias que documenten el impacto humano, positivo o negativo, sobre el medio ambiente; “Noticias generales”con imágenes únicas o historias que informen sobre temas de noticias y sus consecuencias; “Naturaleza” con Imágenes únicas o historias que muestren la flora, la fauna y los paisajes en su estado natural; “Gente”con imágenes únicas o historias de individuos o grupos ya sea en retratos observados o presentados; “Deportes” con imágenes individuales o historias que capturan deportes individuales o de equipo.“Spot Noticias” con imágenes únicas o historias testigos de noticias o eventos inmediatos.

Para este 2018, los nombres de los fotográfos que están dando la vuelta al mundo por la nominación de foto del año se encuentran: Patrick Brown, Adam Ferguson, Ivor Prickett, Ronaldo Schemidt, Toby Melvill.

Pueden ver todo el material para prensa disponible en su página web en la liga https://www.worldpressphoto.org/news/2018-02-14/announcing-2018-awards-nominees

Sin duda, este ya no es solo un movimiento si no un pulmón de la humanidad, que se ha convertido en un canal de oxígeno necesario y que no solo fortalece la figura del fotoperiodista, un personaje clave en la vida del periodismo, si no que, a nosotros, a los que observamos, nos remueve lo más íntimo de nuestra percepción sobre el aquí y el ahora en un mundo dónde la velocidad de los días se detiene bajo las órdenes de la World Press Photo.

Deja un Comentario

Navegar