La luz de la lámpara en la mesa de noche.

De tu piel se desprende la luz que se apaga

Y que volvemos a encender para observarnos

mientras

conversamos pequeñas frases

que se entrecortan

entre tu oído y el mío.

 

De tu piel se desprenden mis besos

que tropiezan en tu mejilla hasta tu cuello,

mientras mis brazos se extienden

elevando mi espalda

para que camines por mis hombros, mis rodillas y mis dedos.

 

De tu piel se desprende la mía,

sin pausas, sin tregua, sin miedo;

ocupando los espacios

libres

por la prisa,

las breves luces y tus huesos.

 

Tus huesos que me separan de ti

y me alejan de tus venas como un muelle

que solo me deja

besar tus hombros

mientras encallas en mi cabello

y mis rodillas.

 

Por las noches que no te tengo

mi piel se repite en la tuya, paso por paso,

en trazos que ensayo,

de nuevo,

interminablemente

cada vez que extiendo mi mano

para apagar la luz

que me recuerda tu piel

que se desprende en la mía

entre la breve noche

y nuestros besos.

 

Fotografía y manipulación digital. Ethel Cooke.
Blooming, Fotografía y manipulación digital. Ethel Cooke.

 

Deja un Comentario

Navegar