Una última Nokta, por ahora.

Nokta, Hablemos de Cultura es una columna cultural, publicada semanalmente en Tribuna del Yaqui, iniciada en 2008 y se toma un break de un año para reinventarse y regresar en 2019. 

Estimados amigos, he decidido darme un año de pausa en lo que se refiere a mi participación en redes sociales y en colaboraciones de columnas con medios. Sin drama. Sin borrar nada, simplemente necesito un tiempo fuera. Seguiré escribiendo en mi blog para efectos de archivo, pero definitivamente, mi actividad bajará muchísimo. Mis amigas, esos pilares que hay en mi vida, han tenido ya la explicación una a una de lo que esto significa para mi, fue una decisión sin previo aviso.

En los últimos 10 años, he desarrollado una especie de proyecto digital de posicionamiento y relaciones públicas en redes sociales sobre mi, del cual estoy sumamente orgullosa y agradecida. Pero también me he dado cuenta que llegué al punto dónde no sé exactamente cómo manejarlo eficientemente en un justo balance con mi vida de mujer y mamá. Soy obsesiva con mis proyectos y durante los últimos años he estado dando incansablemente mi tiempo para los demás, lo cuál es maravilloso porque la meta siempre será aportar al colectivo.

Pero me he olvidado de mi misma, de lo que quiero, de lo que deseo y sobre todo, del tiempo que necesito para ayudar a manifestar mis anhelos. No puedo irme a un sabático y perderme de mi realidad, tengo un hijo, un trabajo que atender, proyectos importantes que  concretar, cuentas que pagar, vida que seguir… pero lo que si puedo hacer es decirles a todos: “esperen un momento, ahora no puedo” y el tiempo que le he dedicado a otros, dedicarlo a mi misma, al menos por un año.

Voy a redefinir cuál es mi plan para mis próximos 10 años en los cuales quiero tiempo para todo. Necesito sacar de mi cabeza las cosas que deseo  y materializarlas. No es que no pueda hacerlo sin irme de las redes, es que quiero hacer de esto un proceso privado. En un mundo donde todos nos pertenecemos, lo propio, lo privado, se convierten en un gran reto. A lo mejor pasa el año y no logre asentar las bases de nada de lo que quiero y esto estará bien también. Necesito ese tiempo para mi.

Agradezco todos sus comentarios de cariño y el espacio que me han brindado. Un año es un suspiro, regreso pronto con algo que compartir. Ha sido una gran década y la que viene, es sumamente clave para mi y necesito un plan. Eso estaré haciendo. Nos vemos el próximo verano. Un abrazo a todos.

Deja un Comentario

Navegar