El poeta más poeta

1 Post Regresar al Inicio

Abril se lleva las letras… Adiós: Ernesto y Gonzalo.

Comieron en silencio, sentados en los cajoncitos. Después de comer, Bucich preparó nuevamente el mate. Y mientras lo tomaban miraba el cielo estrellado, hasta que se animó a confesar lo que hacía rato quería confesar: — Te voy a ser sincero, pibe. Me habría gustado ser astrónomo. ¿Qué te extraña? Pregunta que agregó de puro miedo de hacer el ridículo, porque nada en la cara de Martín podía inducirlo a creer eso. Martín dijo que no. ¿Por qué habría de extrañarlo?, dijo. — Cada noche, cuando viajo, miro las estrellas y digo: ¿quién vivirá en esos mundos? El alemán Mainsa dice que viven millones de personas, que cada una es como la tierra. Encendió el toscano, aspiró largamente el humo y se quedó meditando. Después agregó: — Mainsa. Me dijo también que los rusos tienen unos inventos bárbaros. De repente estamos aquí, tranquilos comiendo l’asao, mandan una especie de rayo…

Navegar