Navidad

3 Post Regresar al Inicio

El poderoso cliché de la navidad.

Nokta, Hablemos de cultura es una columna semanal y se publica todos los domingos en Tribuna del Yaqui. El tiempo se mide en vueltas al sol. En esas vueltas caminamos, corremos, volamos y a veces nos quedamos en el mismo lugar y con la misma gente. Mientras hacemos alguna de esas cosas, siempre volverá a ser 24 de diciembre. Alegría, descanso, soledad, enojo, estrés, recuerdos hermosos, dolor… puedes elegir una o todas. En Navidad todo el mundo, todo el marketing, toda los medios, todas las redes nos recuerdan que hay un protocolo que seguir. Puedes decidir esquivarlo (sin éxito) o vivirlo como la fecha que más esperas durante todo el año. Algunos regresan a sus hogares de la infancia, a su tierra, aunque sea por un momento. En el aire hay historias impregnadas de deseos, anhelos, cariño. Algunos toman distancia lo más lejos posible. Se reniega, se maldice, se esconde,…

Tiempos y navidades.

Nokta, Hablemos de cultura es una columna cultural semanal, se publica todos los viernes en sección Acentos de Tribuna del Yaqui. Si bien Coca Cola ha sido la mejor embajadora de Santa Clous en los últimos tiempos y por supuesto que todos hemos tropicalizado la Navidad a nuestras mejores prácticas y juegos gastronómicos, es necesario puntualizar que, al igual que un sistema fiscal, todos debemos llegar a la nochebuena de una forma u otra. Algunos lo hacemos de buena gana, otros no de tan buena y otros hasta a veces hemos entrado en negación. El evento de la navidad representa culturalmente una forma de reconciliación que sucede cada año si lo vemos desde el punto de vista cíclico, si bien la raíz viene de una protocolo religioso, el entramado social nos ha mantenido ocupados con decoración de árboles, luces, regalos, comida y sobre todo, el innegociable espejo sobre el tema…

Un pequeño gesto para compartir la luz.

Nokta es una publicación semanal para Tribuna Del Yaqui. La platicamos en enlace vía cel en Proyecto Puente Viernes 23 de diciembre / 9:40 am El Árbol de Gubbio es el pino de navidad más grande del mundo, se levanta en una ladera del monte Ingino, a 220 km del norte de Roma, mide 750 m de altura y 450 m de anchura. Su silueta está formada por 300 grandes bombillas y su interior con otros 400 grandes puntos de luz. Los cables utilizados para la construcción miden 7,5 km y la estrella que lo corona está formada por 250 puntos de luz. El encendido del árbol, fué realizado por el Papa desde su oficina a través de una tableta Sony S, antes de encenderlo el pasado 7 de diciembre, durante el evento el Papa expresó lo siguiente: “Que cada uno de nosotros aporte algo de luz en los ambientes…

Navegar