Los huérfanos de Alicia Alonso. La danza celebra el siglo de la Primma Ballerina Assoluta.

Refracción es una columna cultural semanal, se publica los miércoles en Proyecto Puente.

“La necesidad de reedificar los pilares de la danza, evolucionar hacia el contrapunto, el delicado virtuosismo que comprendía la técnica como un medio para alcanzar la excelencia (…)” 

– Liuba Cid, “Alicia Alonso casi traslucida”.

Doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana, creadora de la Fundación de la Danza que lleva su nombre y del Instituto Superior de la Danza Alicia Alonso adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos, medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, embajadora Mundial de la Danza y titular de la cátedra Iberoamericana de la Danza otorgada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), poseedora del grado de oficial de la Legión de Honor de Francia, con casi trescientos premios, condecoraciones y reconocimientos dentro y fuera de Cuba, el mundo celebrará este 2020 el centenario de Alicia Alonso, una mujer que fue luz para el arte, en especial, de la danza. 

Alicia Ernestina de la Caridad del Cobre Martínez y del Hoyo Nació en La Habana, Cuba, el 21 de diciembre de 1920 y comenzó sus estudios de flamenco en España. Hacia 1940, mientras hacía parte del Ballet Theatre (que luego fue el American Ballet Theatre), se retiró por problemas en sus ojos. Fue operada y la recomendación médica fue que no volviera a bailar. Pero Alicia Alonso protagonizó Giselle, aún cuando su problema de ceguera la siguió por el resto de su vida, eso no la detuvo en los escenarios y en 1957,  fue invitada a bailar en la Unión Soviética. En 1995, tras una trayectoria en los escenarios de 60 años, la Primma Ballerina Assoluta dio su última presentación. Bailó en 65 países y falleció a las 98 años. El New York Times bajó el tituló de la nota de su muerte escribió: “una bailarina de inusual alcance y poder”.

Liuba Cid, escribe en la página dedicada a Alicia Alonso para este Día Internacional de la Danza 2020: “Nos deja huérfanos un hito de la cultura del siglo XX, un ejemplo de resistencia y tenacidad para todos los que admiramos la danza y su misterio.” Sin duda, este próximo 29 de abril los huérfanos que ha dejado Alicia Alonso en todo el mundo elevarán un pensamiento hacia ella, su vida y su legado, agradeciendo su entrega por la danza y ese cobijo que su espíritu nos dio durante un siglo, espíritu que está labrado ya con letras de oro en la memoria colectiva de nuestra historia.  

El mensaje oficial del Día Internacional de la Danza 2020, ha sido encomendado a Gregory Vuyani MAQOMA, bailarín, coreógrafo, docente y actor originario de Sudáfrica el cuál menciona: “La danza es libertad y a través de ella debemos liberar a los demás de las trampas que enfrentan en diferentes rincones del mundo (…) la danza lleva en su fibra una conexión humana y por lo tanto responde a las circunstancias en su intento de restaurar la dignidad humana. A medida que bailamos con nuestros cuerpos cayendo en el espacio y enredando juntos nos convertimos en una fuerza de movimiento tejiendo corazones, tocando almas y proporcionando curación que es tan desesperadamente necesaria.”  Puedes leer el mensaje completo en la página oficial del International Theatre Institute (ITI) de la UNESCO aquí: https://www.international-dance-day.org/messageauthor.html

Crédito de foto: 

Ballet Nacional de Cuba

Deja un Comentario

Navegar