Breve ritual para ver los #Oscars

Refracción es una columna sobre periodismo, cultura & atardeceres en Sonora y se publica todos los jueves en Proyecto Puente. 

Durante años, la temporada de premios de la industria ha sido para mí una de las opciones favoritas sobre cómo pasar los domingos. Aquí les va una rutina que puedan adoptar si les convence, para cerrar con broche de oro la temporada de las redcarpets y ceremonias de premiaciones:

Primero que nada, hay que poner atención a las Fashion Weeks. La rutina de estudiar las nuevas temporadas sirve de mucho para disfrutar al cien por ciento una buena redcarpet. Es importante que tengan una lista de fashion bloggers o críticos de moda con los que de preferencia puedan coincidir en su sentido del humor para que sea más disfrutable aún. Estas mismas referencias, hay que seguirlas el día del evento desde temprano, ya que la cobertura por Twitter e Instagram a través de sus cuentas se pone sabrosa.

Aquí van algunas cuentas que sigo y que disfruto plenamente:

  1. Tom & Lorenzo 
  2. Bryan Boy 
  3. Trendencias
  4. Editora Glam 
  5. Ellen DeGeneres

(Ahorita se me escapan unos nombres, pero el domingo que esté el HT a todo lo que da, regreso y la pongo para que no se me escape ninguno)

Entonces, su día de ceremonia para los Oscars (igual aplica para cualquier otra entrega) puede distribuirse de la siguiente manera:

Sábado, el día previo: compre todo lo que vaya a necesitar, haga una lista y tenga a la mano todo lo que ocupe. El día del evento no es recomendable salir de casa, uno se pierde cosas, creáme. Sugiero revisar algunos tableros en Pinterest (pueden darse una vuelta en mi cuenta por mi tablero de Food & Gourmet) para tomar ideas para lo que vaya a preparar.

Domingo:

10:00 hrs. Aún en pijama, prepare un desayuno digno de los Oscares. Pierda el piso. Siéntase como si estuviera en el Ritz. Unas mimosas, algo rico gourmet y cómalo en cama. Vaya viendo las fotos del maquillaje y peinado de las estrellas mientras le pega el bocado a su pan francés o al espárrago. Ponga en Instagram su desayuno. Empiece a etiquetar a su equipo de amigos en Facebook con los que comentará todo el día. También puede ensayar en el espejo su discurso de agradecimiento cómo si fuera a ganar. Si lo hace, le aseguro que se va a sorprender de a cuánta gente tiene que agradecerle estar ahí. Dígale a su pareja, a su hijo, a su madre o quién esté cerca que le ponga la música de salida en su celular. Así se siente más intenso el ensayo.

13:00 hrs. Continuando en pijama, lea las apuestas en la red sobre quién va a ganar. Apunte en una hojita sus predicciones. Incluso adelántese a los chistes que usted piense que el anfitrión mencionará. Háblele por Whatssapp a un (a) amigo (a) y pregúntele que si qué está haciendo y que si ya vió lo que se va a poner Giuliana Rancic. Y critiquen juntas.

15:00 hrs. Es hora de cambiar de la pijama con la que se despertó a su pijama oficial de los oscares. ¿No tiene pijama oficial de los oscares? Es sencillo, estamos a tiempo, aún puede armar su outfit de la segunda parte del día. Dése la oportunidad. Una vez que la tenga, le aseguro que no podrá dejar de tener una para cada año. Dele click aquí para ver marcas que manejan pijamas chic en un artículo de The Cut. 

Es importante cambiar de pijama ya que el menu de comida cambia, así que hay que vestirse apropiadamente. Recomiendo pantalones anchos y camisa suelta. Por lo pronto, inicie a cocinar las palomitas, es importante que sean caseras, hechas a mano y no en microondas. Eso sí, si va a mezclar sabores, se permite la compra en el día previo de palomitas acarameladas o enchiladas. Abra la botella de vino rosado espumoso dulce. Téngala al lado para el refill. Acomódese en la cama o en el sillón. Abra su Twitter. Sienta la adrenalina del conteo para la redcarpet. Prepárase porque no parará de publicar durante las siguientes tres horas. Diviértase, critique y experimente la envidia. Es totalmente terapéutico.


17:30 hrs. Por lo general, a esta hora ya estamos por pasar la transición de la redcarpet a la ceremonia. Hay una pequeña ventana de tiempo dónde se acomoda la transmisión para dar paso al interior del evento y ahí es el momento: párese, vaya al baño, estírese y con reflejos de ninja prepare sus bocadillos y cena para las siguientes tres horas. Aquí va lo que yo siempre me preparo (o pido) de menú:

  • Cambio de botella a vino tinto (merlot o shiraz) Le recomiendo la aplicación de Vivino una red para amantes del vino muy completa. Aquí está mi cuenta por si gustan que compartamos, yo voy lenta, soy amateur pero la intención cuenta.
  • Champiñones ligeramente salteados al ajillo.
  • Opción de plato 1: Ensalada con pollo (previamente listo, solo para saltearlo) y pasta (previamente lista)
  • Opción de plato 2: Sushi o arroz con atún, aguacate, zanahoria, pepino y philadelphia.
  • Opción de plato 3: (mi favorito) Tapas de jamón serrano con queso mozzarella, tomate fresco, especias, aceite de oliva y vinagre balsámico.
  • Opción postre 1: Nieve de fresa con chocolate derretido y nueces.
  • Opción postre 2: Pay de manzana con nieve de vainilla.

Sea cuál sea el que elija, tiene pocos minutos para prepararlo, así que sea ágil. Regrese a su lugar y coma mientras ve la transmisión. Siga tuiteando, es muy importante, nunca deje de tuitear.

18:00 hrs. Por lo general a esta hora inicia el protocolo del anfitrión. Puede dejar por un momento la comida y tomar con las dos manos el dispositivo con el cual esté publicando. Necesitará todos sus dedos para seguir el ritmo de los comentarios sobre la actuación del anfitrión. Tenga preparados en su bloc de notas algunos ¨ Jajjajajajaja¨ copie y pegue para que optimice el tiempo. Casi se me pasa: si puede, quite la opción de la traducción de los de TNT. Son malísimos oiga.

Bueno, a partir de este momento creo que usted ya puede continuar por sí mismo de forma segura. Puede ir calculando el tiempo del postre, que por lo general yo inicio a comer cuando arrancan los homenajes a quienes fallecieron durante el año. De ahí en adelante ya solo es cuestión de esperar… a uno le va dando sueño y fácilmente puede irse acomodando debajo de la colcha para el cierre del evento. La cosa ya se ha puesto aburrida en Twitter, así que lo bueno-bueno de estas ceremonias siempre está en la expectativa, la comenta y la comida. And the Oscar goes to…

https://www.youtube.com/watch?v=uAQBa_LLO4A

…Y por supuesto, que son los Oscars sin la diosa de la redcarpet, la encarnación de la elegancia en esta vida, la máxima exponente de la Haute Couture: su majestad, Cate Blanchet. 

Besos, disfruten el domingo.

Erika.

Deja un Comentario

Navegar