En el mar de tu nombre. Libro Sonorense 2012

“De a poco la plaza se vacía de tu espontaneidad, el carrusel recupera su inactividad, el niño recupera su bicicleta, yo recupero mi soledad y me dispongo a contar los días, ocho otra vez, rezar para que la suerte llegue, encontrarte de nuevo es tirar una moneda al aire, ojalá pronto la moneda toque tierra. Pronto, que el sol caiga con la cara al sol. Que la suerte me complazca con la alegría, que me encienda las pupilas, verte, encontrarte otra vez. Imaginar.”
-Carlos Sánchez.

20140411-101553.jpg

20140411-101605.jpg

20140411-101614.jpg

20140411-101622.jpg

20140411-101635.jpg

Deja un Comentario

Navegar