Apuntes para el tema cultural en Sonora: La nueva ley, presupuesto y corresponsabilidad. Una charla con Mario Welfo.

Nokta, hablemos de cultura es una columna cultural semanal y se publica todos los viernes en Tribuna Sonora. 

Esta semana pude conversar con Mario Welfo Alvarez Beltrán, Director del Instituto Sonorense de Cultura. Platicamos como siempre lo hemos hecho, como antes que tomara su puesto y como lo seguiremos haciendo sin importar lo complejos o incómodos que se pongan los temas. Existen tres tópicos que están especialmente en el aire actualmente: Sonora frente a la nueva Ley de Cultura Federal; el presupuesto y la corresponsabilidad de los actores y agentes culturales en el panorama cultural del estado.

De entrada está muy claro: para el Instituto Sonorense de Cultura la línea va sobre la inclusion social alineada a la política pública de la administración del estado. Dentro del programa estratégico estatal de cultura de Sonora al 2021, el cual pueden consultar en la página www.isc.gob.mx al pie del sitio, se establece en el primer eje la postura del estado sobre la promoción del acceso y el derecho a la cultura. Ahora, para poder enriquecer esta charla mi querido lector, es importante que vaya y busque lo referente a la Ley de Cultura y Derechos Culturales que recién ha sido aprobada por el Senado Mexicano cuyo contenido contempla una inclusión amplia y con equidad de género para que la sociedad tenga acceso a la cultura y contenidos artísticos y el enriquecimiento del catálogo de derechos culturales.

El siguiente tema en la mesa fue el presupuestal. Recuerdo que en la inauguración del Festival Ortíz Tirado 2017, la gobernadora comentó en el escenario: no todo es dinero¨. Y le pregunté a Mario, que si entonces el presupuesto era o no, un factor de éxito para administrar las actividades culturales del estado, a lo que me respondió con el ejemplo de un caso de éxito sobre el reciente proyecto de crowdfunding por parte del Festival Cine en el Desierto: una parte aportada por gobierno, otra por patrocinadores y otra desde la ciudadanía y de ahí le seguimos con el tema de la corresponsabilidad entre los agentes culturales tan necesaria: autoridades, gremio y público así como los papeles estratégicos que juegan los municipios para fortalecer la descentralización y distribución de los esfuerzos.

La entrevista completa de la charla con Mario, está en audio disponible en mi Soundcloud y de manera especial, quiero invitarlos a que pensemos detenidamente sobre el momento que estamos atravesando a nivel nacional y estatal con aquello que tenemos hoy y antes no, o bien, qué es lo que no teníamos antes que ahora sí, para desde ahí entonces, poder iniciar a plantear preguntas y argumentos.

Yo sugeriría que antes de tocar el delicado tema de la evidente reducción presupuestal y todo el caos (y por caos no me refiero a cosas negativas necesariamente, a veces el caos puede reacomodar) que se desprende de ella, revisáramos qué es lo que hemos hecho para no depender en nuestra totalidad de las partidas públicas. No me malentiendan, no estoy diciendo que gobierno no tenga responsabilidad, estoy hablando de que no podemos vivir con la mentalidad de que la vida cultural deba sostenerse en su totalidad de presupuesto público. Porque entonces, sucede lo que pasa cuando las arcas no dan de sí (por los motivos que ustedes gusten y manden).

Sobre las decisiones y prioridades de asignación de fondos, ese, es otro tema.

Mis estimadísimos: está por cerrarse la brecha de la última generación que estaba acostumbrada a depender del gobierno como elemento de poder en todos los sentidos, quizá en México y Sonora tardemos un poco más de tiempo para esto como toda la vida, pero ese es el horizonte. Mi recomendación sería iniciar a considerar a gobierno como un actor más que deba estar en nuestra formula de gestión, no cómo el patriarca decisivo en lo que respecta a proyectos que están fuera de los obvios en los cuales por supuesto el estado no puede deslindarse o abandonar. De esta forma, la cultura podrá dirigirse desde su propio pulso, sin necesidad entonces de dudar si la cosa va bien, porque así, será el propio núcleo quién ponga las reglas. Sin embargo, ésta, es mi opinión muy personal y por supuesto, no tenemos que estar de acuerdo en todo.

Les deseo un buen fin de semana. Escuchen la entrevista. Besos.

 

Deja un Comentario

Navegar