Te hace falta un blog

Nokta es una columna cultural semana y se publica todos los domingos en Tribuna Sonora.

En 2009 decidí iniciar un blog. Siempre he tenido una pasión especial por la comunicación y con el paso del tiempo me di cuenta que tenía una especie de fobia por el olvido, así que me gustaba escribir, contar las cosas, armar una historia con fotos y capturar fragmentos de sonidos. Me gustaba recordar. Me obsesioné con el asunto de archivar y documentar. Mi blog me ha acompañado por muchos años, y a veces, cuando quiero acordarme de dónde estaba yo en algún momento o lugar, recurro a él. Esa es la parte romántica de tener un blog, pero este medio digital es de gran utilidad en términos de presencia en la red y una poderosa herramienta para el marketing de marcas y proyectos. 

Un blog es un espacio muy noble en la vertiginosa vida de la web. Permite organizar información e ideas de forma tal que puedas presentar una estructura clara  a tu audiencia, funciona como una especie de ancla en el tiempo y no está sujeto a las modas o tendencias de las otras redes sociales. Un blog es una huella que puedes construir y configurar de manera tal que puedas transmitir estratégicamente lo que quieres compartir con los demás. 

Hay personas que hacen blogs de cocina, de consejos de amor, de viajes, de moda, de tecnología, de vida saludable, de plantitas y de todo lo que esté relacionado con nuestra cotidianeidad. En el tema del desarrollo cultural, muchos creadores y gestores utilizan el blog para promocionar su trabajo y además, archivar su trayectoria, sus proyectos, su portafolio de obras, publicaciones, investigaciones, experiencias, opiniones, críticas, reseñas, entre otras tantas posibilidades. 

Un blog ayuda a construir redes de colaboración a través de la organización de la evidencia de la información con un método periodístico y toques muy personales de quién publica. Aquí un ejemplo: en 2018 realicé un proyecto cultural patrocinado por un fondo estatal. Abrí un blog y fui registrando la estructura de la actividad y los procesos que se llevaron a cabo para lograr los objetivos y también pude contar a través de una secuencia de publicaciones la historia desde el arranque del proyecto hasta su terminación. Dos años después, además de poder acceder fácilmente a todos esos datos y momentos, puedo retomarlo para nuevas propuestas y formas. El blog es: www.aunatintasonora.wordpress.com y si tu tienes un proyecto cultural, te aseguro que un blog es una gran opción para apoyarte. 

Este verano impartiré un taller sobre diseño de blog para proyectos culturales en el Instituto Tecnológico de Sonora para la comunidad en general. En mi cuenta de Twitter (@erikatamaura) tengo fijada la información y pueden buscarla también en las redes de Cultura ITSON. 

Deja un Comentario

Navegar