alberca

2 Post Regresar al Inicio

El truco está en el oxígeno. Una clase de natación para la vida.

La última vez que tomé clases de natación tenía 9 años o 10, no recuerdo. Pero fue antes de entrar a la secundaria. Había querido durante mucho tiempo coincidir en clases de natación ahora a mis 35 y finalmente pude, antier tuve mi primer clase después de muchos años. Todo parecía que iba a sabotearme de nuevo y que no iba a tomar el curso. Lo que pasa es que ya me había inscrito muchas veces y no iba. Pretextos, pretextos y pretextos. Una vez hasta me compré el traje de baño. Estuvo guardado desde el verano pasado en una maleta. Bueno, casi no llego a la clase. Tuve una junta en el campus que está cruzando la ciudad y aún no tenía ni mis lentes ni mi gorro. Había subido al carro mi maleta de cambio de ropa y mi toalla solamente por pura fe. Fui a la tienda de la…

Verano en Holiday INN Hermosillo: Alberca & descanso!

“Pulsas, palpas el cuerpo de la noche, verano que te bañas en los ríos, soplo en el que se ahogan las estrellas, aliento de una boca, de unos labios de tierra. Tierra de labios, boca donde un infierno agónico jadea, labios en donde el cielo llueve y el agua canta y nacen paraísos. Se incendia el árbol de la noche y sus astillas son estrellas, son pupilas, son pájaros. Fluyen ríos sonámbulos. Lenguas de sal incandescente contra una playa oscura. Todo respira, vive, fluye: la luz en su temblor, el ojo en el espacio, el corazón en su latido, la noche en su infinito. Un nacimiento oscuro, sin orillas, nace en la noche de verano, en tu pupila nace todo el cielo.” -Noche de verano, Octavio paz. Erik ama la alberca, y yo también, sobre todo por esos cristales que chocan contra la luz y se convierten en hilos azules…

Navegar