¿Se acuerda de mí?

“Nokta, Hablemos de Cultura” es una columna para Tribuna Sonora y se publica todos los domingos en la sección de Opinión.

Soy la que le escribía todas las semanas durante diez años. Tal vez ni falta le hice y ni cuenta se dio que me fui. Yo le escribía, de todo. De lo que me pasaba, lo que leía y veía, lo que me enfurecía, lo que me emocionaba, lo que me aburría y lo que me hacía feliz. Yo le contaba todo, pero me fui. Es que a veces uno tiene que tomar decisiones, agarrar las maletas e irse. ¿Qué ha cambiado desde que dejamos de platicar usted y yo? Yo me casé, ya sabe, por amor, por destino y porque una astróloga me dijo que era momento de mudarme de país. ¿Recuerda la última vez que conversamos? Le dije que tenía algo que hacer por mi felicidad y pues aquí me tiene, feliz.

Sin embargo, desde mi partida, me ha hecho falta usted y nuestras citas semanales. Me fui y cerré varias puertas al irme, pero como todo en la vida se acomoda (no me pregunte cómo) una muy buena amiga, Doris Arenas, me trajo de regreso aquí con usted. Doris tiene un lugar muy especial en mi corazón porque hace años, ella fue la primera que creyó en mí cuando yo iniciaba como bloguera y me permitió observar, participar y aprender de grupos de periodistas culturales que influyeron en mi vida y sobre todo, me permitió estar en el campo de batalla. Ahora, regreso de su mano aquí, al lugar dónde inicié a publicar por primera vez hace años, lugar que me motivó a decir lo que pensaba y compartir mi vocación con usted.

Sin duda, mucho ha cambiado y no me hubiera imaginado que desde que paré de escribirle nos volveríamos a encontrar en una cuarentena por emergencia mundial de una pandemia. Tengo mucho que contarle y de lo primero que quisiera conversar es sobre cómo fue que en menos de un mes, el panorama de la vida artística y cultural a nivel mundial experimentó una sacudida sin precedentes y se encuentra atravesando un cambio de piel muy intenso (si recuerda, durante veinte años trabajé como gestora cultural y esos temas ocupan  mi mente día y noche) así que el próximo domingo será lo primero que platicaremos. Pero mientras nos volvemos a encontrar, iniciaré un pequeño diario sobre esta cuarentena en mi blog personal, el cuál enlazaré a nuestras citas semanales aquí y así, hacernos compañía mientras atravesamos esto, apoyándonos. Porque si algo nos está dejando claro esta sana distancia es que hoy más que nunca, todos nos necesitamos… juntos. 

Deja un Comentario

Navegar