José Saramago

Carry on baggage. Sobre nuestros propios muros. 

Nokta es una columna semanal, se publica todos los viernes en sección Acentos de Periódico Tribuna. Entrada basada en una publicación anterior del blog, 2013: Sangrando, el hombre miró de frente las puertas abiertas de par en par. Últimamente, en mi blog, hay una entrada que ha tenido muchas visitas, ignoro porqué, pero, pensando sobre qué escribir esta semana, leí esta entrada que les comento, con fecha del 17 de Julio de 2013. Hoy me encuentro viajando, acaban de iniciar mis vacaciones y voy a refugiarme unas semanas a Querétaro, al hogar de mi comadre Griselda. Voy a llenarme de su calma y su paz. voy a pasar tiempo con mi hijo, voy a quedarme en cama tarde, voy a escribir, voy mirar por la ventana sin tener que salir corriendo por que tengo algún lugar en el cuál estar para hacer algo… voy a hacer debates y reflexiones con…

Sangrando, el hombre miró de frente.

Me aferro a Saramago como si fuese mi pedazo de tabla en medio del océano. En un naufragio. “Érase una vez un hombre que vivía fuera de los muros de la ciudad. Si había cometido algún crimen, si pagaba culpas de antepasados, o si sólo por indiferencia o vergüenza se había retirado, eso es algo que no se sabe. Tal vez hubiera un poco de todo esto. Quizá hubiera un poco de todo, pues de lo feo y de lo hermoso, de la verdad y de la mentira, de lo que se confiesa y de lo que se esconde, construimos todos nuestra azarosa existencia. Vivía el hombre fuera de los muros de la ciudad, y de esa segregación, deliberada o impuesta, acabó por hacer un pequeño título de gloria. Pero no podía evitar (realmente, no lo podía) que en sus ojos flotara esa niebla melancólica que envuelve a todo desterrado.Intentó algunas…

Navegar