Juan Arturo Brennan, una década en Sonora para el FAOT.

Refracción es una columna sobre periodismo, cultura y atardeceres en Sonora, se publica todos los jueves en Proyecto Puente. 

No toma café y no tiene Facebook. Mucho menos Twitter. De forma orgullosa contesta su viejo teléfono, un legendario modelo antiguo que ya nadie compra y que solo sirve para realizar llamadas y enviar mensajes de texto. Lo presume cómo un gran trofeo cada vez que tiene que recibir alguna llamada para demostrar quizá que aún no ha caído en las redes de la red. Si lo analizamos, puede ser que ese teléfono resguarde gran parte del secreto de la genética de Brennan: negarse a ser como los demás, antes bien, desplegar su propio manifiesto sobre todo. Preferir lo tangible a lo virtual. Elegir lo que él quiere. Y por supuesto, ciertos indicios de terquedad.

Brennan es cineasta de profesión. Su especialidad en la crítica de música se ha gestado desde la vida y el disfrute como algo natural. Apasionado por el arte y con una consolidada trayectoria en periodismo, Brennan se ha colocado en la media como una de las principales voces de referencia sobre la música clásica. A veces, toca guitarra y trompeta entre otros instrumentos, ha escrito seis libros y probablemente el próximo integrará algunos de sus escritos periodísticos; si bien le gusta la fotografía, hace ya algún tiempo que no realiza alguna exposición.

Hoy, es cumpleaños de Juan Arturo Brennan, evento que durante los últimos 10 años ha celebrado aquí en Sonora, entre el ir y venir del Festival Alfonso Ortiz Tirado en el personaje del crítico encargado de guiarnos, valorar y decirle al país y al mundo lo que aquí ve y escucha.

La primera vez que lo conocí fue en un taller de periodismo cultural que ofreció previo a uno de los FAOT. Recuerdo haberme puesto muy nerviosa al preguntarle algo y tartamudear porque yo no sabía como configurar bien lo que yo quería decir. Al final le pedí tomarme una foto con él y empezó a darme sugerencias de cómo mejorar la foto. Años después, sigue sugiriéndome cómo mejorar mis fotos.

Las crónicas de Juan Arturo llevan impregnado en cada signo su tono de voz y hasta se puede uno imaginar su mirada incisiva (para bien o para mal) cuando escribe ciertas cosas. Lo he visto en la sala de prensa del FAOT redactar en alguna ocasión. Brennan es, en sí mismo, todo un reto y definitivamente, una de las personas más interesantes que he conocido. Sin duda, el Festival Alfonso Ortiz Tirado está en una de las mejores manos de la crítica especializada y definitivamente, un aliado sumamente importante para los años que se vienen.

Antier me tomé una cerveza con él. The Rolling Stones sonaban de fondo. Conversamos sobre la vida y el desamor, brindamos y caminamos por Álamos antes de ir a descansar. Y ayer, cómo hoy: entrevistas, redacciones, enlaces, transmisiones, críticas. Espacios para conversar. Y Mañana: más de lo mismo cómo le dijo a uno de los organizadores del Festival al salir de la noche de gala de Palacio Municipal. Cualquiera que logra un vínculo con Brennan es afortunado. Yo me siento en la lista V.I.P.

Mientras brindábamos esa noche, recité la memorial y sabia frase de The Rolling Stones que dice: ¨ You can´t always get what you want ¨, a lo que Brennan contestó: ¨ But sometimes, you get what you need. ¨ (o algo referente a que a veces, es mejor así).

Brennan, mi corazón se abre a tu voz. Salud. Feliz cumpleaños.

Brennan tocando mientras espera, antes de una rueda de prensa. #faot2017

A post shared by Erika Tamaura (@erikatamaura) on

Redactando.

A post shared by Erika Tamaura (@erikatamaura) on

Juan Arturo Brennan #faot2017

A post shared by Erika Tamaura (@erikatamaura) on

 

 

 

 

Deja un Comentario

Navegar